La nueva pesadilla de la televisión tradicional

Sin título-1Ah, Netflix. Ha sido una relación estable por un año ya. Que alegría, ¿no? Sabe que programas me gustan, sabe cuales no, sabe cuáles recomendaciones darme y siempre tiene a la mano mis películas favoritas. ¡Es casi perfecto!

En realidad, es casi como un sueño, pero el sueño de muchos se ha vuelto la pesadilla de otros. Y es que, mientras nos sentamos en nuestro sofá, con los snacks a un lado, la laptop en frente de nosotros y una sonrisa de oreja a oreja porque podemos ver nuestro programa favorito, los canales de televisión locales y los de cable ven en Netflix un enemigo inesperado y peligroso.
Sigue leyendo